dreEl drenaje linfático manual es una técnica especial de masaje que lo que hace es activar la circulación linfática subcutánea, fundamentalmente, y accionar el automatismo de vasos y ganglios linfáticos, para mejorar la eliminación de líquido intersticial y la linfa. La piel se estira porque el tejido linfático está unido al tejido conjuntivo.

La aplicación fundamental del drenaje linfático manual terapéutico está en el campo de la oncología para el tratamiento del linfedema, aunque es tratamiento de elección en el caso de elefantiasis, celulitis, edemas traumáticos o complicaciones linfáticas posteriores a una cirugía estética. Cada vez es más frecuente encontrar en los hospitales un departamento de “linfoterapeutas”. Las maniobras manuales son muy suaves y siempre indoloras para el paciente. El tiempo que dura una sesión es variable, pero nunca debe bajar de una hora si se quiere realizar un tratamiento completo. El objetivo final, es activar la circulación de la linfa, para que ésta no se estanque ni se sature de substancias de desecho o gérmenes nocivos. Las manipulaciones específicas del Drenaje Linfático Manual van dirigidas a favorecer el paso de la linfa hacia los ganglios linfáticos regionales superficiales.  Algunas de las indicaciones más comunes son:

  • Acné
  • Celulitis
  • Edemas faciales
  • Varices
  • Fibromialgia
  • Piernas cansadas
  • Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
  • Edemas linfoestáticos (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria)
  • Edema del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo)
  • Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices
  • Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis…)
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones musculares…
  • Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)
  • Linfedema congénito ó adquirido
  • Edemas en la menstruación
  • Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad)
  • Ulceras de decúbito
  • Hematomas