como cuidar tus pies | Rosa Lombardero

Todo lo que debes saber sobre el cuidado de tus pies

Acordarse del cuidado de nuestros pies solo en los meses calurosos cuando podemos lucirlos es un error. Durante los meses de frío nuestros pies también sufren en su “encierro” y si deseas lucirlos bonitos y perfectos con tus nuevas sandalias en verano deberás cuidarlos también durante esta época. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el cuidado de tus pies.

como cuidar tus pies | Rosa Lombardero

¿Por qué es necesario el cuidado de los pies?

Nuestros pies son una parte muy importante de nuestro cuerpo y es que son los encargados de soportar el peso del cuerpo y facilitar la habilidad del movimiento. Aún así, son una de las partes del cuerpo que más descuidamos.

Tener unos pies cuidados no es solo cuestión de estética. Tener unos pies cuidados y saludables nos ayudará a evitar problemas de salud como son los hongos, infecciones, mal olor, grietas, uñas encarnadas, etc. Es por esto que el cuidado de nuestros pies debería ser un hábito en nuestro día a día.

Tener unos pies bonitos y saludables no es complicado, solo necesitas dedicarles un poco de tiempo, seguir unos cuidados básicos e incluirlos en tus rutinas y tratamientos habituales de belleza.

Consejos básicos del cuidado de los pies

Para tener unos pies bonitos y saludables durante todo el año deberás seguir una rutina básica y sencilla de cuidados.

Lavado diario

Los pies es una de las partes de nuestro cuerpo que más sudoración produce, si a eso le sumamos que suelen estar “encerrados” en calcetines y zapatos, impidiendo que es sudor se evapore, son el caldo de cultivo perfecto para las bacterias que habitan en nuestro cuerpo de manera natural.

Es por eso que mantener una higiene diaria en los pies es muy importante. No basta con dejar que el jabón que van cayendo sobre nuestros pies mientras nos duchamos es suficiente.

Los pies deben lavarse a diario, a ser posible con un jabón neutro y con tanto mimo como lo hacemos con el resto del cuerpo.

Baños con bicarbonato

Realizar un baño relajante con algún producto con base de bicarbonato una vez al mes ayudará a mantener tus pies sanos y suaves.

Ya existen en el mercado productos especiales para este tipo de baños pero siempre puedes hacerlo de forma casera con: agua caliente, sal gruesa, sales esenciales y bicarbonato sódico (o vinagre de manzana). Déjalos remojar durante unos 15 o 20 minutos y verás como tanto tus pies como tus piernas te lo agradecerán.

¡No olvides después pasarte la piedra pómez para quitar las pieles muertas!

Secar bien

Secar correctamente tus pies es uno de los consejos más importantes. En muchas ocasiones no nos paramos a secarlos profundamente, dejándolos húmedos, y en seguida los cubrimos con calcetines o zapatos.

Para evitar la aparición de hongos en nuestros pies es necesario secarlos en profundidad y, sobre todo, secar muy muy bien los espacios entre los dedos de los pies. 

Hidratar

La piel es más elástica y resistente cuando está más hidratada por lo que mantener nuestros pies bien hidratados nos ayudará a crear una barrera extraordinaria frente a infecciones de la piel, durezas y callosidades.

Eso sí, debes tener cuidado y no utilizar cremas justo antes de cubrir tus pies pues así solo conseguirás que la crema no se absorba correctamente y se cree humedad.

Cómo combatir los daños en tus pies

Los consejos que te hemos dado anteriormente sirven para mantener un cuidado diario básico de tus pies. Pero si tus pies ya están dañados tal vez necesiten unos cuidados más en profundidad que les ayuden a recuperar su aspecto anterior. ¡Eso sí! Estos cuidados siguen siendo útiles todo el año y para toda la vida.

  • Exfolia tus pies: exfoliar tus pies al menos una vez al mes ayudará a mantener tus pies suaves y saludables. Existen distintas posibilidades, desde los prácticos calcetines mascarilla, hasta otros formatos más convencionales como las cremas.
  • Elimina las durezas: hay que utilizar con frecuencia piedra pómez o alguna lija especial para pies. Es importante “atacar” las dolorosas y antiestéticas durezas y callosidades cuando la piel esta blanda.
  • Protege tus pies del frío: usa calzado adecuado y evita caer en la tentación de acercar tus pies helados a fuentes de calor muy intenso (radiador, estufa o chimenea). Deja que tus pies recuperen su temperatura natural de forma gradual.
  • Usa materiales de calidad: usar fibras naturales en vez de sintéticas ayudará a la transpiración de los pies.
  • Usa un calzado adecuado: debemos asegurarnos de que el zapato se ajusta como un guante a nuestro pie, sin oprimirlo ni asfixiarlo.
  • Masajea tus pies: los masajes en los pies ayudan a activar la circulación, lograr deshacerte de la fatiga y mantener los pies sanos. Dedica 5 minutos al día a masajearlos y siempre que puedas acude a que te realicen un buen masaje de pies.
  • Cuida tus uñas: la forma en la que cortas las uñas es muy importante para evitar que se acaben encarnando. Acudir a un centro de estética para que te realicen correctamente una pedicura es un plan perfecto para nuestros pies.
como cuidar tus pies | Rosa Lombardero

Con estas sencillas pautas notarás como tus pies quedan sanos y suaves durante todo el año y podrás lucirlos bonitos en verano.

Y ya sabes, si quieres cuidar tu pies en profundidad no dudes en visitarnos en nuestro centro de belleza en Almería, somos especialistas en reflexología podal y pedicura. Estaremos encantados de atenderte y aconsejarte de forma personalizada.